top of page

Construyendo sin diseño ni planos

Actualizado: 3 mar

Quiero contarte algo sobre mi experiencia profesional como arquitecta que me llevó a convertirme en facilitadora. Un día, mientras visitaba una obra para ofrecer un producto para la terminación de esa vivienda en construcción, el dueño me contó que había empezado el proyecto sin planos, simplemente aprovechando una ayuda coyuntural.



Había hecho cuantiosas inversiones y la casa no estaba quedando como había soñado. Esa decisión le había llevado a improvisar sobre la marcha y a no tener un proyecto claro.

Esa experiencia me hizo reflexionar sobre mi propia carrera. Me di cuenta de que me había convertido en facilitadora sin un plan claro, sin un diseño que dirigiera mi proyecto y sin saber hacia dónde quería llegar.



¿Por qué te cuento esto? Porque cuando logré definir qué quería, para qué lo quería, cómo lo quería y para quién lo ofrecería, todo cobró sentido para mí. Tenía la ruta a seguir y eso me daba la seguridad de que finalmente podría ver proyectado y materializado lo que había logrado diseñar en mis planos.

Hoy quiero compartir contigo los primeros pasos que di para formalizar mi proyecto como facilitadora:




1.- Hice un viaje de autoexploración para conocerme a profundidad.

Desde ahí podría encontrar muchas respuestas a mis preguntas. Pude identificar mis fortalezas para potenciarlas y descubrí qué cosas me impedían avanzar, para trabajarlas y salir de la inercia.


¨Tu mejor apuesta para lograr el éxito es el autoconocimiento¨



2.- Identifiqué con qué tipo de clientes quería trabajar.


Fue vital definir con quién me sentía a gusto, quién conectaba con mis valores y con quién me encantaría trabajar porque estaríamos hablando el mismo lenguaje.


El hacerme las siguientes preguntas me ayudó a tener mas claridad al respecto:

#1. Si Mi "Cliente" Fuese Una Sola Persona, ¿Cómo Sería? ¿Qué Cualidades Tiene?

#2. ¿Cuáles Son Sus Valores?

#3. ¿Cómo Sería Un Día A Día En Mi Trabajo Con Esa Persona?

#4. ¿Cuáles Son Sus Prioridades En La Vida?


3.- Hacerme las siguientes preguntas me ayudó a tener más claridad al respecto:


  • Si mi "cliente" fuese una sola persona, ¿cómo sería? ¿qué cualidades tiene?

  • ¿Cuáles son sus valores?

  • ¿Cómo sería un día a día en mi trabajo con esa persona?

  • ¿Cuáles son sus prioridades en la vida?


Evalué qué acciones formativas podían fortalecer el servicio que quería ofrecer y descarté las que por el momento no eran una prioridad.


4.- Busqué un mentor, quien me ayudó a definir detalles de marketing, propuestas de programas y me motivó a la acción para subir al siguiente nivel. Al hacerlo, me di cuenta de que:


  • Un mentor tiene una visión más amplia. Entiende el proceso del éxito en el campo donde te aconseja mucho mejor que tú y te puede guiar de una mejor manera porque es capaz de ver el panorama completo.


  • Un mentor tiene mucho conocimiento que compartirte: ha caminado el camino antes que tú, por lo que te va a ahorrar tiempo y dinero ayudándote a acelerar tu curva de aprendizaje y minimizando tu posibilidad de cometer graves errores.


  • Un mentor te exige cuentas. Aunque pueda parecerte raro, ayuda que tu mentor te exija cuentas. Buenos mentores no pierden el tiempo, así que si sienten que no estás ejecutando lo conversado y no estás comprometido con tu éxito, un mentor será tu ayuda idónea.


Y eso es todo! Espero que estos consejos te hayan sido útiles para encontrar el regalo perfecto para el facilitador creativo en tu vida. Pero no te vayas todavía, tengo una última recomendación para ti.


Si conoces a alguien que es un apasionado del desarrollo personal y la creatividad, tengo el regalo perfecto para él o ella: ¡mi workbook de autoconocimiento del facilitador creativo! Este workbook ha sido diseñado específicamente para ayudar a los facilitadores creativos a desarrollar sus habilidades y conocimientos en su campo, mientras trabajan en su propio autoconocimiento y bienestar.

En este workbook, encontrarán herramientas y ejercicios prácticos para profundizar en su práctica creativa y su desarrollo personal, lo que les permitirá llevar sus habilidades como facilitadores a un nivel completamente nuevo. Así que no esperes más y descarga este regalo único y especial para el facilitador creativo en tu vida. ¡Seguro que lo apreciarán y te lo agradecerán.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page